El condo-hotel es un hotel cuyas habitaciones pertenecen a inversores individuales. El edificio está sometido al régimen de propiedad horizontal (PH), por lo que cada habitación es una unidad funcional y su dueño posee título de propiedad.

El inversor se incorpora a un fideicomiso de construcción y operación hotelera, comprando una habitación (o fracción de ella) y su proporcional de espacios comunes, amenities y terreno. Luego, cede el usufructo al fideicomiso y dará lugar a su segundo objeto: la explotación del negocio hotelero y la distribución trimestral automática de renta entre los inversores. Todas están completamente equipadas y listas para funcionar con los máximos estándares de seguridad y confort de la hotelería internacional.

El inversor forma parte de un “pool”, por lo que las ganancias se distribuyen proporcionalmente entre todas las habitaciones sin importar si alguna estuvo ocupada o no durante el período liquidado. Todas las unidades participan por igual de las ganancias del hotel. El hotel se encarga de todos los gastos de las habitaciones: impuestos, expensas, reparaciones y mantenimiento, por lo que el inversor no debe preocuparse de nada.

¿Cómo compro HROS?
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!