Vas a poder realizar pagos en cualquier comercio del mundo que acepte la red de pagos Mastercard.


Al ser una tarjeta prepaga, no se pueden realizar compras en cuotas.


Todo impuesto por el uso de la tarjeta prepaga, tanto en el país como en el exterior, estarán a cargo del titular de la tarjeta.

¿Encontró su respuesta?